"primary-menu", "theme" => "default_theme")); ?>

Rosácea

Es una enfermedad cutánea crónica inflamatoria que afecta a la zona central del rostro, en particular la nariz, las mejillas, la frente y la barbilla. Se caracteriza por problemas de microcirculación en los vasos sanguíneos de la piel facial, la cual reacciona de forma anómala a diferentes estímulos tales como: la alimentación inadecuada, sobreexposición so,ar, consumo de bebidas alcohólicas, cambios bruscos de temperatura, alimentos picantes, estrés, cambios hormonales…

Afecta a personas de pieles claras y sobre todo a mujeres.

Síntomas: Rojez, pequeños vasos sangíneos que se hacen visibles (telangiectaias), ardor, picor, edema, pápulas y pústulas.

 

Recomendaciones

1. Evitar los productos cosméticos muy oleosos y abrasivos.

2. Es recomendable el uso de protección solar todos los días.

3. Evitar cambios bruscos de temperatura.

4. Moderar el consumo de alimentos picantes.

5. Evitar fortar la zona afectada con cepillos, esponjas o con la mano. Evitar los peelings.

6. Prevenir los estados de ansiedad y estrés.

7. No usar de manera prolongada corticoides tópicos.